Halloween: Qué es, por qué se celebra y cómo festejarlo

Se acerca la noche más terrorífica del año. En tan solo unos días hombres lobo, brujas, vampiros y todo tipo de criaturas de la oscuridad llegarán desde las tinieblas para deambular sin rumbo en el mundo terrenal. Fantasmas y espectros se reunirán en las calles vagando en busca de personas a las que asustar y entre ellos, Jack el Tacaño los acompañará. Pero no te preocupes, Truco y Trato dicen que te puede salvar. Si aceptas truco, quién sabe lo que puede pasar, si llegas a un trato caramelos y dulces vas a tener que entregar.

En UO nos encanta la noche de Halloween o la noche de brujas y por eso en este artículo queremos hablarte de todo lo que rodea a esta celebración tan creepy. Y es que, aunque todo el mundo habla de ella como una tradición de origen estadounidense, lo cierto es que Halloween se remonta a la tradición céltica. A continuación, te explicamos qué es Halloween, por qué se celebra Halloween y cómo se festeja Halloween.

¿Qué es Halloween?

La noche de Halloween o la noche de brujas es una celebración que tiene lugar en la noche de víspera antes del Día de Todos los Santos (en España, 1 de noviembre). Es decir, Halloween es una celebración que comienza en la noche del 31 de octubre en todo occidente y se extiende hasta altas horas de la madrugada. Halloween es una palabra que proviene del inglés All Hallows Even, lo que se traduce como la víspera del Día de Todos lo Santos. Ahora bien, su origen se remonta a la tradición céltica, concretamente a la festividad del Samhain. Esta celebración indicaba el fin del verano en Irlanda, momento en el cual los habitantes de aquellas tierras frías llevaban a cabo la cosecha para subsistir el resto del año dando paso a la época más oscura del año, entre los alimentos se encontraban las calabazas.

Por qué se celebra Halloween

Para muchos la fecha de Halloween es el momento en el cual se difumina la línea de los dos mundos, el de los vivos y el de los muertos. Se cree que cuando llega el ocaso todo tipo de seres del Más Allá —buenos y malos— pueden llegar al mundo terrenal, acechando a los vivos. Según los celtas el uso de los disfraces servía para ahuyentar a los espíritus malignos y disuadirlos de sus malas intenciones —aunque también existe una leyenda muy popular en torno a ello, la de Jack el Tacaño, como te explicamos más abajo—.

Ya hemos visto cuándo es Halloween y su origen, sin embargo, falta saber por qué es tan popular esta tradición en los Estados Unidos. La tradición de Halloween pasó de los celtas a los romanos una vez que estos ocuparon sus dominios y posteriormente se extendió hasta los Estados Unidos y Canadá, aproximadamente a partir del año 1840. Esto tuvo lugar con la llegada de los inmigrantes irlandeses a Norteamérica durante la Gran Hambruna Irlandesa. Su aceptación fue muy popular, de hecho, actualmente es uno de los días festivos más importantes del país. Según los registros, el primer desfile de Halloween masivo tuvo lugar en el estado de Minnesota, concretamente en el año 1921.

La aceptación de la celebración a nivel internacional tuvo lugar a partir de los años 70 y 80. Desde entonces, con la llegada de Halloween tiene lugar la noche más escalofriante del año, con todo tipo de criaturas de la oscuridad acechando, películas de terror en las principales televisoras, actividades especiales para Halloween al aire libre, desfiles y mucho más. 

Cómo se celebra Halloween

Ya hemos explicado por qué se celebra Halloween y qué se celebra en Halloween, veamos ahora de qué manera. Para responder a cómo se festeja Halloween vamos a remontarnos a la tradición de los Estados Unidos, que es la que más aceptación tiene a fecha de hoy. Para pasar una noche de miedo en Halloween es imprescindible que hagas lo siguiente:

Adorna tu casa y desata tus pesadillas

Es el momento de pasarlo de miedo y dejar que salgan todas las pesadillas de tu cabeza. Deja que tu lado más oscuro haga presencia y adorna tu casa con la decoración más macabra, tenebrosa y espiritual. Por supuesto, no te olvides de poner calabazas.

Prepara una bandeja de caramelos y dulces

En tu casa no puede faltar una bandeja con caramelos para repartir a los más pequeños, a menos claro que prefieras que te asusten con un truco.

Sal a la calle o monta un fiestón para pasarlo de muerte

Halloween tiene un gran ambiente en las calles, bares, pubs y discotecas. Si quieres pasar una noche increíble te recomendamos que te disfraces y que salgas a la calle para darlo todo. ¡Seguro que lo pasas en grande! Ahora bien, también puedes optar por montar un fiestón en casa, tomar un Bloody Mary y convertir tu salón en una pista de baile. Por supuesto, deja un momento para sentarte junto a tus invitados y contar algunas historias de terror que les pongan la piel de gallina. 

Prepara un bowl gigante de palomitas y disfruta de las pelis más sangrientas

Si te van los planes más tranquilos, no pasa nada. Siempre puedes quedarte en casa y ponerte una película de terror especial para la noche de Halloween. Hay muchos subgéneros dentro de la categoría, como Slasher, Espíritus, Posesiones, Zombis, Gore… ¡Elije el que más te gusta y disfrutar! 

Qué se celebra en Halloween: La historia de Jack el Tacaño

Según la tradición celta, hace muchos años vivía un hombre que era conocido como Jack. Se dice que residía en una aldea y que era conocido por su fama de estafador y traidor. Hasta el mismísimo diablo escuchó hablar de él, por eso, decidió sorprenderlo para ver si realmente era como decían. El diablo se presentó disfrazado de persona hasta el bar donde él solía beber y al comprobar su maldad decidió que era hora de condenarlo. Sabedor de su desgracia, Jack le pidió un último deseo al diablo y este se lo concedió. Le pidió una última copa juntos, pero el diablo advirtió que al acabársela se lo llevaría con él al infierno.

En el momento de cobrarse las copas, se percataron que ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó al diablo a que se convirtiera en una moneda. El diablo aceptó, pero la astucia de Jack hizo que en lugar de pagar con ella la guardara en su bolsillo junto a un pequeño crucifijo de plata que siempre le acompañaba. El diablo le rogó que lo soltará y Jack aceptó liberarlo solo con la condición de que no volviera en un año. Así lo hizo. Cuando regresó al año siguiente a por su alma Jack le pidió un nuevo favor al diablo y este se lo concedió. Esta vez le rogaba que le ofreciera una manzana del árbol que había en su jardín a la cual él no podía llegar, así que el diablo se trepó al árbol y la recogió. Sin embargo, cuando quiso descender no pudo porque otra vez un crucifijo que Jack había puesto aprovechando un desliz le impedía bajar. Jack negoció con el diablo que le liberaría si este le perdonaba su entrada al infierno, y así lo acordaron. Sin embargo, el infortunio de Jack llegó años más tarde, cuando falleció. La entrada al cielo le fue negada, ya que había sido un hombre muy malo en vida; y lo mismo ocurrió con su entrada al infierno, ya que el diablo lo había liberado hacía años de tal condena. Se dice que como signo de desprecio el diablo le lanzó una ascua eterna que Jack colocó dentro de una calabaza. Desde entonces vaga entre los dos mundos como un alma errante.

Dicen que su presencia puede sentirse en la noche de Halloween y que Jack se aparece llamando a las casas ofreciendo un truco o un trato. Ahora bien, si alguien se niega a hacer un trato con él, el malhechor puede provocar terribles desgracias, como incendios en las casas, pestes en los ganados o enfermedades. Se cree que colocando las calabazas en el jardín puede evitarse su presencia.

Comentar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios están marcados con *