Cómo organizar un escritorio: trucos y consejos infalibles

Uno de los espacios más importantes para trabajar, sobre todo desde que el teletrabajo se implantó como medida para prevenir la propagación del coronavirus, es el escritorio. En él somos capaces de pasar horas y horas de trabajo sin que nos demos cuenta, con el consecuente desgaste que eso provoca tanto en nosotros mismos como en el propio mobiliario.

Precisamente por las largas sesiones que somos capaces de pasar frente al escritorio es fundamental saber cómo organizarlo adecuadamente para evitar que el desorden haga mella en nuestro rendimiento. Si no sabes cómo hacerlo o ni siquiera has pensado por dónde empezar, no te preocupes: te vamos a dar varias idear para organizar tu escritorio y maximizar el espacio del que dispones.

Primero, lo esencial: fuera el polvo y los restos de suciedad

Los escritorios alojan todo tipo de objetos, y no solo ordenadores y equipamiento electrónico: también vasos, botes, papeles, lapiceros, tazas… todo ello da un punto muy personal a tu escritorio, pero si no lo limpias con regularidad no te va a compensar tener todo eso en el escritorio. Ten en cuenta que tan importante es saber cómo organizar un escritorio, como llevarlo a la práctica de manera periódica, así que no te olvides de limpiar todos los pequeños accesorios que tengas sobre la mesa.

Ya que te pones con la limpieza, echa un vistazo a su superficie: no puede haber restos de posavasos, ni de tazas, ni de alfombrillas ni ningún otro cúmulo de suciedad antes de ponerte a fondo con la mesa. Además, si no sabes cómo tener tu escritorio ordenado, lo mejor será que consultes con un especialista en organización y limpieza que te ayude a mejorar la distribución del espacio. Algo así como Marie Kondo, pero menos drástico y ahorrándote todas las dosis de espiritualidad.

Archiva los documentos y no dejes papeles por el medio

Seguramente, si no tienes el escritorio ordenado será porque no quieres, porque los papeles son los causantes de más de la mitad de los desórdenes que se producen en él. Si no tienes claro cómo ordenar un escritorio en casa, deja de darle vueltas y de buscar en Google maneras imposibles de limpiar sin esfuerzo y ponte a clasificar los papeles y a tirar todos aquellos que ya no te sirvan.

No hace falta estudiar para saber cómo organizar una mesa: basta con esforzarse para mejorar la distribución de los elementos e impedir que los restos de todo aquello que no necesitas te impida trabajar como necesitas. Y ya no estamos hablando de cómo decorar tu mesa de estudio: solo hemos empezado por lo básico, que es mantenerlo limpio y organizado. Ya iremos después a eso.

Crea un espacio específico para cada cosa

Sabemos que no todas las ideas para organizar tu escritorio podrás aplicarlas por (seguramente) una cuestión de espacio, pero es importante que trates de crear zonas específicas para cada fin. Por ejemplo, el archivo no debe estar mezclado con la zona de impresión, ni esta con la estantería de adornos. Cada cosa debe ir en su sitio: esa es la clave para saber cómo organizar una mesa.

Como ordenar un escritorio en casa te puede resultar más dificultoso en caso de que este se encuentre junto a zonas comunes o haya niños pequeños por casa, lo mejor es que apartes las cosas cuando hagas limpieza y no las saques de la sala. De hecho, es imprescindible que no pierdas nada y que sepas luego recolocar cada cosa en orden para que no te vuelvas a volver loco buscando cosas.

Organiza las fechas y apunta las citas importantes

Aunque no dudamos de que sepas cómo decorar tu mesa de estudio o cómo distribuir los elementos en la mesa, sí es importante que añadas varios elementos de especial importancia a la hora de mejorar la organización y la distribución del tiempo.

Una de las mejores ideas para organizar el escritorio es hacerlo en base a una serie de elementos que no pueden faltar en una mesa de trabajo: un calendario, una agenda y un ordenador. Estos tres elementos te serán de gran ayuda para mejorar la planificación y aumentar el rendimiento, además de permitirte descubrir maneras nuevas para que sepas cómo organizar tu mesa más adelante en caso de que quieras aplicar cambios.

No tengo espacio suficiente: ¿qué hacer entonces?

Quizá te hayas llevado la decepción del siglo al comprobar que no dispones del espacio que necesitabas para decorar como querías el despacho. “¿Cómo organizar mi escritorio de trabajo si no tengo el espacio que necesito?”, te estarás preguntando.

Por fortuna, el catálogo de las principales cadenas de reorganización de espacios cuenta con productos que permiten aprovechar más y de manera más eficiente el espacio del que dispones: no solo puedes hacerte con carpetas y archivadores de tamaño compacto para almacenar todo lo que necesites sin ocupar casi espacio, sino que puedes además elegir marcos de fotos que te pueden ayudar a preservar el buen estado de alguna estampa familiar entrañable o clasificadores que te ayuden a descubrir cómo tener tu escritorio ordenado de manera mucho más eficaz.

¿Es buena idea añadir plantas y flores?

Depende. Las plantas pueden hacer que la estancia sea un punto de trabajo mucho más alegre, pero también ocupan mucho espacio. “¿Cómo ordenar mi escritorio de oficina si empiezo a añadir plantas y pequeñas macetas por todas partes?”, te habrás preguntado. Es muy lícito que te lo preguntes, pero ten en cuenta que las plantas no tienen por qué estar encima del escritorio. De hecho, lo recomendable es que no lo estén.

Si te decides a añadir plantas, asegúrate de que están libres de parásitos, que no habitan hormigas cerca y que son de pequeño tamaño para evitar que acaben siendo un estorbo. Como organizar un escritorio ya es de por sí una tarea bastante costosa, trata de colocar las flores lo más lejos posible de la mesa para evitar que caiga tierra, manchas o restos de las hojas de las plantas y te hagan hacer el trabajo doble.

En caso de que el escritorio esté ubicado en una sala común y necesites ayuda para organizarlo, siempre puedes usar estos trucos para enseñar a los demás nuevos modos de organización. Saber cómo organizar un escritorio en casa sin que interfieran las mesas de trabajo en caso de que sean compartidas es fundamental para respetar ambos espacios sin que afecten negativamente al rendimiento.

Asegúrate de que la silla sea cómoda

¿Esto qué tiene que ver con la organización? Mucho más de lo que piensas. Y es que el desorden viene de las acciones humanas desorganizadas, que se llevan a cabo con un escaso nivel de planificación. Uno de los detonantes que puede causar este desorden es un alto nivel de incomodidad, propiciado por una silla que acabe causando dolores, contracturas e incluso lesiones en los principales músculos de la espalda. No solo es importante saber cómo organizar un escritorio en general o cómo decorar tu mesa de estudio en particular, sino también elegir los mejores productos para que el escritorio sea un lugar acogedor y, ante todo, cómodo.

Fotografías, póster y láminas: cómo decorar un escritorio

En los escritorios más informales, sobre todo los que pertenecen a niños y adolescentes, es común encontrar posters y otras láminas pegadas de mala manera en la pared. Quizá sea hora de dar un paso adelante y de cambiar esos carteles por láminas decorativas más apropiadas para fomentar el estudio, ¿no te parece?

Es común eso de mirar alrededor en el despacho y pensar “no me gusta nada de lo que hay, voy a cambiarlo todo”, y hasta igual se te ha pasado por la cabeza transformarlo todo y darle un aire nuevo. “¿Cómo puedo decorar mi escritorio de trabajo para mantener los adornos que me gustan, pero no darle un aire demasiado vulgar?”, te preguntarás. Pues bien, trata de elegir figuras, coleccionables o piezas que sean de tu agrado pero que no sean demasiado llamativas.

Además, si quieres mantener algunos de los dibujos o las láminas, trata de añadirlos a un rincón específico para ello (recuerda el tip de las zonas específicas para cada fin) para evitar distracciones. Esto es importante en caso de que quieras saber cómo tener tu escritorio ordenado y quieras convertirlo en un espacio de trabajo efectivo.

¿Son necesarios los organizadores?

Absolutamente. De hecho, muy poca gente ha empezado preguntándose “¿cómo ordenar mi escritorio de oficina de una manera eficaz?” y no ha acabado instalando un organizador en su despacho o escritorio.

Hay varios tipos de organizadores y puedes encontrar algunos que admiten varias opciones de personalización, pero los mejores son los organizadores semanales, ya que permiten hacer una revisión periódica cuatro veces al mes de las tareas por completar. Además, no te tienes que preocupar de si los adornos no te van a caber o de si te va a dejar poco espacio para que la estancia “respire”.

Cada vez que te preguntes a ti mismo “¿cómo decorar mi escritorio de trabajo y tenerlo a mi gusto sin que interfiera en los elementos que me ayudan a trabajar día a día?”, recuerda que te hemos dado unas soluciones más arriba para aprovechar al máximo el espacio.

En mi caso, como organizar mi escritorio de trabajo me llevó más tiempo del previsto, opté por un estilo minimalista y coloqué los adornos en una pequeña estantería que apenas interfería en el espacio de trabajo. Una idea de un servidor que quizá pueda serte de ayuda a la hora de redistribuir los espacios de tu escritorio y de mantenerlo organizado por más tiempo.

Comentar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios están marcados con *