Ilusiónate  y ponte en “modo brillar” ON

Patricia Berzosa |  Si tuviera que enviar un regalo a cada persona del mundo y, ese regalo fuera el mismo para todas, no tengo duda de cuál sería: ILUSIÓN. Si se pudiera tomar en dosis, estoy segura de que la mayor parte de las cosas que nos perturban, desaparecerían.

La ilusión es como la energía de la vida. Realmente no sé de qué está compuesta pero cuando la sentimos,  tenemos esperanza, satisfacción y nos entregamos a un propósito. Además, tenemos la capacidad de valorar cualquier pequeña cosa que nos sucede. Encontrar por sorpresa unos euros en un bolsillo, encontrarnos de repente con una amiga o que nos den unos días de vacaciones sin esperarlo, pueden convertirse en situaciones que nos llenen de alegría el día.

¿Sabes qué es lo que diferencia a los niños de los “mayores”? Que tienen ilusión por todo. Un día en la montaña, un día en el parque, con los primos o en casa convirtiendo una manta en una tienda de campaña india, se convierten en momentos mágicos. ¿Verdad que lo recuerdas?

Los adultos podemos hacer lo mismo. La magia no reside en las cosas que suceden, sino en cómo vivimos lo que sucede.  Mi consejo: que tomes la decisión de vivir desde la ilusión y dejes de ver la vida como una amenaza.

Además, la Navidad es la época del año en la que más podemos potenciar esta virtud. El entorno lo pone fácil: vuelven a poner Love Actually en la tele 😉, las ciudades se llenan de luces de colores, nos reencontramos con la familia, hay más quedadas con los amigos, hacemos regalos, los recibimos también y celebramos que acaba un año y comienza otro. ¡Volvemos a tener la posibilidad de empezar de cero!

¿Te has dado cuenta de que cuando sientes ilusión por algo no puedes tener pensamientos negativ@s? ¿Sabes cómo vivirías si llevaras puestas unas gafas que hicieran ver todo con un filtro de “ilusión”? Serías fuerte, resiliente, dejarías de poner el foco en los problemas y lo tendrías en las soluciones, te desprenderías de lo negativo porque directamente no lo verías, tu foco estaría única y exclusivamente en lo que quieres.

¿Te has dado cuenta de que cuando ponemos la atención en algo no dejamos de verlo por todas partes? Te compras un coche y lo empiezas a ver por todas partes, quieres hacer clases de lo que sea y no paras de conocer gente que lo practica, quieres viajar a un lugar y te aparecen referencias en la tele, en los libros o en las redes sociales. ¿Es casualidad? NO. Esto es “causalidad”. Aquello donde ponemos el foco, es lo que se expande, lo que más se manifiesta en nuestro día a día.

Por eso, ponte en “modo brillar” ON. En la vida, recogemos lo que sembramos. Si plantamos manzanas, recogeremos manzanas. Si plantamos zanahorias, recogeremos zanahorias. Se ve claro, ¿verdad? Pues si plantamos semillas de ilusión, recogeremos una vida de satisfacción. Desde hoy decide qué semillas quieres plantar. Haz una lista de cosas que te gustan, de esos pequeños placeres confesables o inconfesables y date caprichos.

¡Juega con la vida! ¡Déjale que te sorprenda! Intenta mirarlo todo como si fueras nuev@, como si fuera la primera vez que lo ves. ¡Deja de ser adulto por un día y deja de creer que ya los sabes todo de todo! Estoy convencida de que descubrirás algo en lo que nunca te habías fijado. Y, entonces, te acordarás de este post. Sé que sonreirás y te plantearás si realmente funciona. No tengo ninguna duda de que así es.

Que tengas una feliz Navidad. Que plantes semillas de oro. Que te des cuenta de que tienes la capacidad de crear tu vida una y otra vez. Que si no sale bien a la primera, a la segunda ni a la tercera, no pasada nada. Repito, puedes volver a empezar. Que la ilusión sea el desayuno que tomes cada mañana. Queda cada día lo veas como una oportunidad. Que te permitas ser tú. Que no quieras ser otra persona. Porque cuando imitamos a otros, impedimos al mundo disfrutar de nuestra grandeza. Que te des cuenta de que te mereces sólo lo bueno y que ilumines con tu sonrisa a cada persona con la que te encuentres.

Compartir

Comentar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios están marcados con *