Cuídate para ti

salud, bienestar, verano, felicidad

Cada año me sorprende que cuando llega el mes de abril, más o menos,  de repente nos invade un alud de mensajes del tipo: “consejos para perder los kilos que te sobran antes del verano”, “aún estás a tiempo de llegar a la operación bikini”, “¡S.O.S! ¡El verano ya está aquí!”.  ¡De verdad! En revistas, posts de blogs, en redes sociales….¡En todas partes!

Si eres de l@s que se ponen a “tono” para el verano, sólo te lanzo una pregunta. ¿Para qué lo haces? ¿Por sentirte mejor, para lucir palmito en la playa, por no tener vergüenza de mostrar mollita, para estar más sano? Cuidarse es genial, es obvio que cuando uno tiene un peso adecuado se siente mejor y con más energía. Sin embargo, si llega a convertirse en una obsesión y uno olvida para qué lo hace, esto empieza a perder sentido y en lugar de sumar, resta.

Ésta es mi propuesta: CUÍDATE PARA TI. ¡Sí! Cuando una persona se compromete a seguir una alimentación equilibrada, elige bien lo que toma sabiendo que es lo mejor para su cuerpo, hace algo de ejercicio y cuando, además, ve que pasan los días y continúa firme en su propósito, sucede algo mágico. Una sensación de bienestar le invade cada poro de su piel. ¿Sabes por qué? Porque sabe que se está “cuidando” y este concepto es muy importante. Significa que se valora, que es consciente de que vale la pena y merece vivir de la mejor manera posible. Se merece lo mejor y es lo que se da. Entonces, su autoestima aumenta y tiene más vitalidad, la vida tiene sentido porque tiene sentido que forme parte de ella.

Si te cuidas para ti, ya no te estás comparando con otros, estás centrad@ en ti. Y en este camino sólo se suma, no hay posibilidad de resta. ¿Qué es lo mejor que puedes hacer hoy por ti? Si te quisieras de verdad, ¿qué harías hoy para cuidarte un poquito más?

Hazte estas preguntas cada mañana y escucha esa vocecita interior que te habla. Estoy convencida de que simplemente leyendo este post, alguna imagen ya habrá aparecido en tu mente. ¡Hazte caso! ¡Eres lo mejor que te ha pasado en la vida! Y por eso es esencial que te cuides, que te mimes y que abandones cualquier pauta que de alguna forma te haga daño. Con esto ya no me refiero sólo a la comida. Ahora, hablo de todo. Si te compraras un Ferrari mañana, estoy convencida de que no le pondrías cualquier tipo de combustible sino que elegirías el mejor, lo tendrías siempre súper reluciente, no dejarías que cualquiera lo condujera, disfrutarías de cada paseo que dieras subid@ en él y te encantaría contemplar lo bien que lo cuidas, ¿verdad? ¡Pues tú eres ese Ferrari! Así que haz una lista ya de todas esas cosas que pueden hacer rasguños en tu carrocería y abandónalas.

¿Quieres ejemplos?

  1. Come sólo lo mejor. Comprueba cómo cuando comes muchas grasas, productos procesados o bollería, el cuerpo no se siente igual de bien. Durante un momento sientes una satisfacción efímera, se va rápido y luego viene la pesadez.
  2. Tira de casa todas las cosas que no utilizas o que no te gustan (¿tendrías colgado el perro que mueve el cuello en el espejo de tu Ferrari sólo porque te lo regaló una amiga?). Rodearnos de cosas bonitas nos ayuda a poner el foco en el “sí”, en lo bello.
  3. Queda sólo con gente que suma. Quedar con alguien por compromiso ya nos dice lo siguiente: estás haciendo algo que no te apetece por agradar a otro. Lo peor es que la mayor parte de las veces que un@ hace esto, encima vuelve a casa peor, arrepentid@ por haber quedado y tens@. ¡Así que a quedar con gente bonita!
  4. ¡Cuida tu boca! Y no me refiero a la higiene dental, que ¡también! ;D . ¿Te has fijado que cuando criticas, juzgas a otra persona o te quejas de algo aparece una sensación interior de tensión? El cuerpo es muy sabio y es su forma de decirte que eso no es bueno para él. Así que céntrate en hablar de lo que te gusta, de tus ilusiones, de lo que valoras en otros, etc. Como decía Sócrates, asegúrate de que lo que dices es verdad en todos sus puntos, que es bueno y que es necesario si no, ¿qué sentido tiene contarlo?

Y si hay algo que te preocupa, compártelo una vez y sácalo. Pero sólo una vez. Y después queda con gente que suma y buscad soluciones juntos.

¡No lo olvides! Cuídate para ti. Eres lo mejor que te ha pasado en la vida.

Patricia Berzosa.

Compartir

Comentar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios están marcados con *