Si eres una mujer de acción te sonarán las listas de tareas eternas, una agenda plagada de recordatorios, el teléfono sin parar de sonar y un día de 24 horas al que a veces, o mejor dicho SIEMPRE, le faltan 8 horas más. ¡Que no cunda el pánico! Hoy Elisa Sanz, nuestra Product Manager y súper Máster en organización y cordura del equipo, te echa un cable con estos 10 tips para organizar tu caos ¡y hacer que las cosas pasen! Aquí tienes la fórmula que nos propone Elisa para aprender a organizarnos.

  1. ¡Olvídate del multitasking! Céntrate en hacer solo una cosa a la vez. ¿Conoces ese sabio dicho que dice “quien mucho abarca poco aprieta”? Pues eso. ¡Adiós multitarea!
  2. Hazlo concienzudamente. En serio, no te vayas por las ramas. Pon tus 5 sentidos en la tarea que estás haciendo y evita ese momento tan típico de “uy, ¿yo que estaba haciendo?!” ¡Concentración pequeña Padawan!
  3. Evita las interrupciones. Lo sabemos, es muyyy complicado, pero estos ladrones de tiempo, como mirar constantemente el móvil, revisar el email o entrar a reuniones interminables que aparecen por combustión espontánea son las que hacen que tus tareas se dilaten en el tiempo o pierdan calidad por el camino.
  4. Prioriza tareas y evita una lista infinita de cosas por hacer. ¡Sé realista! Las listas interminables de tareas nunca funcionan como las de la compra (ojalá fuesen
    así de rápidas y sencillas de resolver) Así que aplica el realismo y haz lista de entre tres y cuatro tareas importantes al día, no más. Puedes descargar tu “to do list” justo aquí.
  5. Desconecta entre tareas. Es genial que te tomes un respiro para despejarte. Recuerda: ¡no eres una máquina!
  6. Busca el equilibrio entre lo óptimo y lo perfecto. Por muy exigente que seas esa tarea nueva nunca será lo suficientemente perfecta. Intenta ser objetiva y ponerle freno al perfeccionismo. Ganarás tiempo y podrás dedicarte más a otras cosas.
  7. Empieza tu día con las tareas más rápidas. Además de activarte a primera hora con tareas que no son excesivamente complejas, despejarás tu “to do list” y crearás tus propias rutinas sin darte a penas cuenta.
  8. Marca los tiempos para cada tarea e intenta cumplirlos. Empezar una tarea a lo loco y sin un dead line no hará que el trabajo sea mejor, ¡si no más largo!
    Calcula tiempos estimados para cada tarea y ve avanzando poco a poco ¡pero sin pausa!
  9. Piensa siempre que estás trabajando para hacer feliz a alguien. O mejor aún, ¡a ti! Tu trabajo siempre tiene una finalidad genial y pensar en ella te ayudará a poner toda la energía en tus tareas.
  10.  ¡Simplifica! Nada es tan importante como parece. Por eso, si un día no llegas a todos tus objetivos, ¡no te ahogues! Mañana será un día estupendo para hacer más cosas ¡y mejor!

BONUS EXTRA : Olvídate de dramas y ponle muchas, muchas ganas.

¿La mejor aliada para este bonus? ¡Tu Agenda UO! Tanto la versión académica como la anual tiene una temática diferente por mes. Sí, sí. Estas agendas están hechas para que cada mes reflexiones sobre tus retos y sueños, sus posibles “enemigos públicos” (haberlos haylos y debemos tenerlos bien fichados y plantarles cara para que no nos pillen por sorpresa) y, cómo no, las fechas en las que quieres alcanzarlos, así lo de procrastinación, por fin, pasará a la historia. Y es que queda tannnn tannnn poco para enseñaros las nuevas agendas, ¡ay! ¡que os van a encantar!

Además, también tendrás espacio para apuntar las recompensas para todas esas metas (no te cortes, premiarse también es de guapas), las escapadas que vas a hacer durante el año y muchos detalles más para que nunca se te olvide de dónde vienes y hacia donde vas.

Si te han gustado los tips y quieres tenerlos siempre a la vista ¡conisgue tu descargable aquí! 

¿Hacemos balance juntxs? Let`s go!

0
Compartir