10 preguntas que te cambiarán la vida

Patricia Berzosa | El mes de febrero va directamente ligado al amor y a celebrarlo. Por eso mi propuesta es que, más allá de que tengas pareja o no, aprendas a enamorarte. Sí, has leído bien. Y en concreto, que aprendas a enamorarte de la vida.

La vida, como las personas, tiene sus defectos, sus virtudes, sus días buenos, sus días malos, sus risas y sus llantos… pero, igual que sucede con nosotros, si le sonríes es más fácil que te sonría. Si eres agradecido con ella, seguramente te dará más motivos para serlo. Si la cuidas, te ofrecerá herramientas para seguir haciéndolo. Si crees en ella, te mostrará que esta confianza te colmará de magia.

Nuestro verdadero poder personal reside en decidir con qué actitud nos entregamos a cada día. Y hoy quiero ayudarte a que despliegues la mejor actitud a través de algunas preguntas. Dicen que las buenas respuestas nacen de preguntas brillantes. Desde luego, de lo que estoy segura es de que si te paras para ti, un poco cada día y reflexionas sobre algunas cuestiones, te vas a empezar a enamorar… Sí, vas a comenzar a enamorarte de pasar tiempo a solas, de cerrar los ojos y sentir el vacío en plenitud (¡¡es la gran paradoja!!), de descubrir en ese espacio de calma el sentido de todo, de la serenidad como mayor herramienta de poder en nuestro día a día …

Aquí te regalo 10 preguntas que te cambiarán la vida, si quieres, claro. Algunas pueden ser mías, otras seguro que las he leído a otros autores, pero lo que es seguro es que las comparto contigo a continuación para que te inspiren. Porque las casualidades no existen y si estás leyendo y algo se mueve en tu interior, vas a sentir que este post es para ti y, tal vez, si te atreves a escuchar… te llegue el mensaje de qué pasos debes dar para vivir la vida con el mayor amor y paz que sea posible.

  1. ¿Qué hace que tu vida valga la pena?

Te invito a que comiences por esta reflexión. Mi consejo, tanto para ésta, como para las siguientes, es que prepares un poco el ambiente. Colócate en un lugar tranquilo, realiza 5 respiraciones profundas inspirando y espirando por la nariz y relaja al máximo tu cuerpo. Cuando creas que estás relajadx, repasa desde los pies hasta la cabeza cómo te encuentras y si detectas algún punto de tensión, a esa zona puedes darle la orden interna de “relax, relax” y comprobarás cómo se suelta poco a poco. Una vez relajadx hazte la pregunta interiormente y, aparezca lo que aparezca, apúntalo en un papel para que quede bien registrado (ya sabes, qué más vale un lápiz corto que una memoria larga).

  1. ¿Qué harías si no tuvieras miedo?
  2. ¿Qué necesitas soltar para ser más feliz?
  3. ¿Qué es lo mejor que te podría pasar en estos momentos?
  4. ¿Qué beneficio obtienes de tus miedos?

(Busca, busca y busca… porque detrás del miedo siempre hay alguna ganancia. Si la detectas, podrás cambiarla por otra idea que te proporcione ese beneficio pero de una forma más sana para ti)

  1. ¿Qué tiene que suceder para que estés orgullosx de ti?
  2. ¿Cómo te gustaría ser recordadx dentro de 100 años?
  3. ¿Estás viviendo para ser recordadx de esa manera?
  4. ¿Qué sueño, si se cumpliera, cambiaría tu vida?
  5. ¿En quién te convertirás cuando lo logres?

Que tengas un febrero lleno de amor por ti, por tus amigxs, por tu familia, por lo que haces, por lo que no haces, por los días de sol y por los de lluvia, porque todo vale la pena y el mejor regalo que nos podemos hacer para San Valentín es tener una vida llena de vida.

 

Compartir

Comentar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios están marcados con *